Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Reducir el tiempo de cableado de cuadros en un 60% con Push-in Plus de Omron

Omron ha desarrollado la avanzada tecnología Push-In Plus para el cableado de cuadros de control, que ofrece una conexión cinco veces más sólida que el estándar IEC y que no requiere reapriete tras las operaciones de transporte o mantenimiento.

En la actualidad, al diseñar un cuadro de control, el cableado es casi siempre la parte más laboriosa del trabajo, por lo que cualquier novedad que reduzca el tiempo de cableado es siempre bien recibida por todos los implicados en la fabricación del cuadro y sus clientes. Ese es el motivo por el que Omron haya llevado el concepto de sus terminales push-in a un nuevo nivel para desarrollar un sistema pendiente de patente denominado Push-In Plus. El resultado es que el cableado de un cuadro de control ahora se logra en el 40 % del tiempo que se necesitaba antes con los terminales de tornillo.

Además, la tecnología Push-In Plus ofrece una conexión que es cinco veces más sólida que el estándar IEC y no requiere reapriete tras las operaciones de transporte o mantenimiento. El presente artículo explica los aspectos más relevantes sobre cómo la tecnología Push-In Plus logra ese rendimiento y cómo beneficia tanto a cuadristas como a sus clientes.

Lo mejor de los terminales push-in tradicionales sin sus desventajas

Los terminales push-in están disponibles desde hace muchos años y es de sobra conocido que proporcionan una conexión más rápida que los terminales a tornillo. Pero cuando se utiliza cable trenzado sin punteras, los cuadristas tienen que abrir el terminal con un destornillador con una mano, mientras utilizan la otra para introducir el cable. Este proceso puede resultar un poco difícil. Además, la fuerza manual necesaria para presionar el cable y conseguir una conexión estable puede provocar dolores musculares y fatiga; sobre todo en el caso de cuadros complejos de 200 a 300 componentes y que incorporan más de 1.000 cables que precisan conexión.

La tecnología Push-In Plus de Omron dispone de todas las ventajas de los terminales push-in tradicionales, pero de ninguna de sus desventajas. Se puede emplear con cables con puntera y cables sin ellas, rígidos o trenzados. En los tres casos, el operario tiene las manos libres para insertar los cables y evita las incómodas operaciones con una sola mano.

Es más, el operario sólo necesita una pequeña fuerza para realizar una conexión estable, menor que la fuerza necesaria para insertar un conector de auriculares. Pero quizá lo más sorprendente de la tecnología Push-In Plus es su resistencia de torsión. Una vez insertados, se requiere una gran fuerza para retirar los cables, más de cinco veces la norma IEC. Pero, evidentemente, desconectar intencionadamente el cable es fácil y rápido mediante la inserción de un destornillador para abrir la abrazadera.

Tecnología Push-in Plus y funcionamiento

La tecnología Push-in Plus ofrece así una serie de beneficios a tener en cuenta que se pueden resumir en lo siguiente: la inserción es muy ligera y más sencilla que insertar un conector de auriculares; su extrema estabilidad a largo plazo; el que la conexión resulta un 60% más rápida que con terminales de tornillo; que no se necesita reapriete; y que las dos manos del operario quedan libres para introducir el cable.

Puede ver el reportaje completo en el número 26 de Cuadernos de Material Eléctrico. También se puede leer en el ordenador, o descargar en el smartphone o tablet, pulsando aquí.

Noticias relacionadas

Omron lanza el proyecto Panel Solution para cuadros de automatización Omron lanza el proyecto Panel Solution para cuadros de automatización
Omron ha lanzado un nuevo proyecto bajo el nombre de Panel Solution...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados